top of page

Devocional Lo Primero es lo primero, Día 18: Un dador alegre

6 de marzo de 2024



Día 18



Versículo Clave:

6 "Pero esto digo: Él que siembra escasamente, escasamente también segará; y el que siembra abundantemente, abundantemente también segará. 7 Que cada uno dé como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre."

2 Corintios 9:6-7 LBLA



El Señor nos llama a dar de los recursos que nos ha proporcionado para la obra del evangelio. En los días de Pablo esto significaba dar a los que estaban siendo perseguidos en Jerusalén. En nuestros días puede significar muchas maneras de dar. Una forma en la que las Escrituras siempre hablan de dar generosamente es dentro del cuerpo local de creyentes. Estamos llamados a dar fielmente con nuestros recursos financieros por dos razones. Primero, aumentará nuestra fe en Dios. En segundo lugar, nos recuerda la generosidad de Dios hacia nosotros.

 

El aumento de nuestra fe en Dios proviene de la confianza que debemos exhibir cuando le damos una porción significativa de nuestros recursos financieros a Dios. Entregamos nuestro sustento a Dios y liberamos el control del sentimiento de seguridad que surge de tener más dinero en nuestras cuentas bancarias. Sin embargo, cuando hacemos esto, Dios nos recuerda aún más que Él es quien proporciona todas las cosas.

 

La generosidad de Dios hacia nosotros se exhibe más claramente en la verdad del evangelio, en el que Jesucristo fue enviado por Dios para entregar Su vida para pagar la pena de nuestro pecado. Él dio más de lo que nosotros jamás podríamos dar y por eso le debemos la vida. Este pasaje dice que el que da mucho, mucho recibirá, pero esto debe entenderse como recibir mucho en el reino de Dios. Cuando damos alegremente lo que Dios ha puesto en nuestros corazones para dar, nos unimos a la voluntad de Dios y vemos que la gracia de Dios abunda a través de nuestro ministerio y de nuestras vidas.

 

Indicaciones Del Corazón 

  1. ¿Por qué damos nuestros recursos financieros al Señor?

  2. ¿Cómo es dar con alegría?

  3. ¿Qué está poniendo Dios en tu corazón para dar?  

Orar

Padre, guíame a verte como el proveedor de todos mis recursos y aumenta mi fe en ti mientras me comprometo a dar por el bien del evangelio. Haz que toda mi vida se centre en hacer crecer tu reino y servirte. En el nombre de Jesús, Amén.





 


 


10 views

Comments


bottom of page